Skip to content Skip to footer
Buscar

Loading Results

Encuesta Global sobre Fraude y Delitos Económicos 2020

03/03/20

Las tasas globales de delitos económicos y fraude se mantienen en niveles altos: casi la mitad de las compañías informaron haber sufrido fraude en los últimos dos años
  • El 47% de las compañías informaron haber experimentado fraude en los últimos dos años, el segundo nivel más alto reportado en 20 años.
  •  Los 4 tipos de fraude más reportados son: 1) el perpetrado por clientes, 2) el ciberdelito, 3) la apropiación indebida de activos de la empresa y la 4) corrupción y soborno.
  • Los cinco fraudes más costosos, en lo que a pérdidas directas se refiere son el de libre competencia, abuso de información privilegiada, fraude fiscal, lavado de dinero y soborno y corrupción.
  • El 13% de los encuestados que sufrieron fraude en los últimos dos años reportaron pérdidas de más de US$ 50 millones. 

La Encuesta Mundial sobre Fraude y Delitos Económicos de PwC examina las respuestas de más de 5.000 encuestados de 99 países con una frecuencia bianual. Presenta los resultados generales de compañías que experimentaron en promedio seis incidentes en los últimos dos años y brinda información sobre las amenazas y el costo de cada incidencia de fraude y qué necesitan hacer las compañías para desarrollar mejores respuestas proactivas.

La encuesta revela que los fraudes cometidos por clientes lideran la lista de todos los delitos perpetrados, con un 35%, frente a un 29% en 2018. Además, las empresas informan que el fraude efectuado por clientes y el ciberdelito son los más perjudiciales. Las tasas de delitos económicos y fraudes se mantienen en sus máximos históricos, y las compañías están siendo afectadas como nunca antes.

A pesar de que el fraude cometido por clientes está aumentando, los resultados de la encuesta también demuestran que los recursos invertidos, implementación de procesos eficaces y la tecnología son muy efectivos a la hora de prevenirlos y remediar sus efectos. También destaca la importancia de la prevención y de invertir en tecnología y habilidades apropiadas para crear una ventaja.

Casi la mitad de las organizaciones actuaron ante los delitos mediante la implementación y mejora de controles y el 60% afirmó que a sus organizaciones les iba mejor por ello.

Mora Kantor, manager de Forensics y Risks de PwC Argentina, analiza los resultados de la encuesta y señala que “las compañías que ya contaban con un programa antifraude pudieron actuar de manera más rápida dispensando menos recursos, y abonaron un 16% menos en multas”. En lo que refiere específicamente al soborno, aquellas que contaban con un programa de integridad adecuado gastaron un 58% menos en acciones de remediación”.

Un dato peculiar, es que, prácticamente la mitad de las encuestadas no llevaron a cabo ninguna investigación. Apenas un tercio reportó el delito a sus directores, pero de las organizaciones que sí lo hicieron, el 53 % terminó mejor posicionado a la hora de mitigar el impacto de los delitos.

Los autores: ¿Quién está cometiendo el fraude?

El fraude afecta a las empresas desde todos los ángulos, el autor puede ser interno, externo o, en muchos casos, puede haber connivencia entre ambos.

  • En los últimos dos años, el 39% de los encuestados revelaron que la causa principal de sus delitos económicos fueron autores externos.
  • Uno de cada cinco participantes informó que los proveedores fueron la causa de sus fraudes externos más perjudiciales. 

Adoptar medidas y estar preparado

El informe revela que más del 60% de las organizaciones están empezando a utilizar tecnologías tales como inteligencia artificial y aprendizaje automático para combatir el fraude, la corrupción y otros delitos económicos, sin embargo, las inquietudes sobre su empleo se relacionan con los costos que implica su implementación, experiencia insuficiente y los recursos limitados. Adicionalmente a ello, el 28% opina que se les dificulta cuantificar su valor.

“El beneficio de usar tecnología para combatir el fraude es innegable pero las organizaciones deben reconocer que utilizar herramientas solamente no equivale a un programa antifraude. 

El primer paso es recabar la información adecuada y concentrarse en cómo se analizan los datos invirtiendo en las habilidades y experiencia adecuadas para gestionar de manera correcta la tecnología”, cierra Andrés Sarcuno, director de Forensics y Risk Services de PwC Argentina.

Contactanos

Eliana Battistelli

Gerente Senior Marketing y Comunicaciones, PwC Argentina

Tel: (54 11) 4850-6154

Federico Bellagamba

Responsable, PwC Argentina

Tel: (54 11) 5221- 6313

Seguinos