Economic GPS

Informe económico mensual realizado por el área de Economía de PwC Argentina.

Tracking

El inicio de una nueva política monetaria 

Desde el 1ro de octubre la Argentina tiene un nuevo esquema de política monetaria. Con el objetivo principal de estabilizar el mercado cambiario y reducir la inflación, el cambio de autoridades del Banco Central de la República Argentina (BCRA) trajo consigo un giro significativo de la política monetaria.

Explorar

Industry Roadmap

Automatización y digitalización del transporte: perspectivas de un nuevo modelo de negocio

Hacia 2030, el transporte y la logística serán un ecosistema de vehículos autónomos dirigidos por una cadena de suministros digitalizada, que combinará camiones sin conductor, sin cables y centros de entrega con robots.

Explorar

Zooming

El efecto de una devaluación en el balance comercial

Suele afirmarse que las devaluaciones mejoran el balance comercial de los países, aunque en general no es tan clara la respuesta respecto de la sostenibilidad de este resultado. La historia reciente de Argentina puede brindar elementos para entender si una devaluación puede tener efectos perdurables en el balance comercial, o no.

Explorar

Global Coordinates

Argentina, ¿un país con futuro?

A pesar de los intentos de la actual administración por generar optimismo y esperanza, pareciera que vivimos en un clima de fracaso y decepción. Ahora bien, ¿por qué no podemos aprovechar el potencial que tenemos?

Explorar

Editorial

¿Por qué es importante que la inflación tenga un fuerte descenso hacia fin de año?

Tras la crisis cambiaria que comenzó en el otoño y el largo invierno de 2018, casi nada queda en pie del modelo gradualista de corrección de los desequilibrios macroeconómicos. En su lugar un duro esquema de corrección fiscal y monetaria, apoyado por el financiamiento del FMI, intenta ordenar las variables y conseguir que su principal síntoma, la inflación, ceda. 

Pero, ¿Por qué es importante que esto suceda rápidamente? Existen dos limitantes ciertas que el esquema implementado podría enfrentar de no ceder rápidamente la inflación. Bajo este modelo, el movimiento contractivo tanto en la palanca fiscal como en la monetaria induce a una retracción en el nivel de actividad, con la consecuente esperada desaceleración en el comportamiento de los precios (y en el equilibrio del sector externo por la caída en el nivel de importaciones).

No obstante, si el ajuste en la inflación se demora, la intensidad y persistencia sobre el nivel de actividad podría encontrar límites en la sostenibilidad política y social del mismo.

Por otra parte, para contener el crecimiento de la base monetaria, el Banco Central debe ofrecer un nivel de tasas de interés real positivo, lo cual implica tasas de interés nominales por encima de la inflación. En la medida en que no ceda rápidamente, el monto de emisión por pago de intereses por los pasivos remunerados del Banco Central debería ser esterilizado con nueva deuda y, si la velocidad de crecimiento de dicho pasivo adquiere una tendencia que exceda la tasa de ajuste de la banda de no intervención cambiaria (es decir si la tasa de inflación es persistentemente superior a la tasa de ajuste mensual del tipo de cambio), sería el germen de una futura apreciación cambiaria con la potencialidad de una abrupta corrección del tipo de cambio como ocurrió en el pasado, pero en este caso con derivaciones que podrían tener un impacto más allá del mercado cambiario.

Si bien es cierto que existen factores idiosincráticos, inerciales y de ajuste de precios relativos que podrían hacer perezosa la caída en la inflación, también es cierto que la amplitud de la banda de no intervención cambiaria y el nivel actual del tipo de cambio ofrecen la posibilidad de un horizonte temporal lo suficientemente largo como para que la convergencia pueda tener lugar y un nivel de incertidumbre tal como para no generar un carry trade que aprecie la moneda más allá de lo sostenible. Cierto es que (también vale la pena aclararlo) en la medida que el tipo de cambio nominal se incremente, el margen porcentual de la banda respecto de su tendencia central se acota. 

En resumen, la clave del modelo está en la rápida convergencia de la inflación a una tasa compatible, en primer lugar, con el esquema de ajuste cambiario establecido y, en segundo lugar, con un nivel de actividad que sea política y socialmente sostenible. Los próximos meses serán clave para ver cómo se define.

José María Segura

Economista Jefe de PwC Argentina

{{filterContent.facetedTitle}}

{{contentList.dataService.numberHits}} {{contentList.dataService.numberHits == 1 ? 'result' : 'results'}}
{{contentList.loadingText}}

{{filterContent.facetedTitle}}

{{contentList.dataService.numberHits}} {{contentList.dataService.numberHits == 1 ? 'result' : 'results'}}
{{contentList.loadingText}}

Contactanos

José María Segura
Socio, PwC Argentina
Tel: (54 11) 4850-4651
Email

Leandro Romano
Director, PwC Argentina
Tel: (54 11) 4850-4651
Email

Paula Lima
Consultor Master, PwC Argentina
Tel: (54 11) 4850-6713
Email

María Briones
Supervisor Marketing, PwC Argentina
Tel: (54 11) 4850-6152
Email

Seguinos