Economic GPS

Informe económico mensual realizado por el área de Economía de PwC Argentina.

Tracking

Argentina logró evitar un nuevo default

Luego de varios meses de negociación, y tras reformular varias veces la oferta de canje original, el país llegó a un acuerdo con la mayoría de los acreedores de deuda en moneda y legislación extranjera. De esta manera, se evita un nuevo default que hubiera dejado al país en un contexto más complejo de cara a la realidad económica que vendrá post pandemia.

Descargar EGPS

Industry Roadmap

Teletrabajo, el desafío de continuar

A pesar de los esfuerzos de las cámaras empresarias, las opiniones de los propios trabajadores vertidas en distintos sondeos de opinión sobre los beneficios del teletrabajo en el marco que se venía desarrollando pre regulación y la ausencia de litigiosidad sobre esta modalidad de trabajo, se convierte en ley el proyecto en su versión original que finalmente consigue, como efecto inmediato, llevar preocupación tanto a trabajadores como empleadores sobre la continuidad de esta “modalidad beneficio” para ambas partes del contrato de trabajo.

Descargar EGPS

Customs & FX

Saldo exportador de servicios, por dolor

Todos hemos escuchado alguna vez la frase “por amor o por dolor”. Esta frase, de origen religioso, es muchas veces (mal) utilizada para explicar que ciertas cosas deberán suceder, sin importar las causas. Proponemos llevar esto al análisis de las normas del comercio exterior, o mejor aun, al fin que estas normas persiguen.

Descargar EGPS

Panorama federal

Provincia: Catamarca

La provincia de Catamarca se encuentra ubicada en el Noroeste del país. El sector más importante que desarrolla es el minero. Sin embargo, los inmensos yacimientos de minerales metalíferos, no metalíferos y de rocas de aplicación que contiene la rica orografía provincial se encuentran insuficientemente explorados y explotados.

Descargar EGPS

Editorial

En timing correcto

Como lo señaláramos en anteriores oportunidades, tras lograr el acuerdo con los tenedores de deuda en moneda extranjera con legislación internacional, el país resuelve el primero de los desafíos que enfrentaba al iniciar el 2020. Sin posibilidad de refinanciación por el cierre de los mercados internacionales, el perfil de vencimientos se hacía imposible de afrontar por parte de Argentina.  Era necesario llegar a un acuerdo con los acreedores que evitase un nuevo default para, a partir de allí, establecer las bases para revertir la recesión económica iniciada en 2018.

Sin embargo, la irrupción de la pandemia de Covid-19 cambió radicalmente el escenario. Las medidas de aislamiento impuestas por razones sanitarias -sin realizar juicio sobre la pertinencia de las mismas-, necesariamente tendrían un impacto sobre la economía. Para mitigar su impacto y evitar caer en un círculo vicioso de quiebre de la cadena de pagos, crisis financiera y económica, existía cierto consenso en cuanto a que era necesario que el sector público acudiese sostener la demanda (de manera directa, mediante subsidios a las familias, o indirecta, subsidiando la nómina de las empresas). 

No obstante, la extensión temporal de las restricciones impuestas sobre la economía y la demora en llegar a un acuerdo con los acreedores externos ha hecho que el aumento exponencial del gasto se haya financiado primariamente con emisión monetaria. Emisión monetaria que ha sido esterilizada en gran medida mediante la emisión de títulos de deuda remunerada por parte del BCRA (Leliqs) y pases pasivos. Como resultado de ello, la base monetaria ha crecido desde enero a una tasa promedio mensual del 4,8%; mientras que las Leliqs y los pases lo han hecho al 8,5% y 5,4%, respectivamente (7,6% en promedio). A pesar de la contracción nominal de la base monetaria en los meses de junio, julio y agosto, ello no ha impedido que, aún con mayores restricciones cambiarias, las reservas del BCRA hayan continuado cayendo (-0,6% promedio mensual) y la brecha cambiaria aumentando. 

A estas alturas resulta válido preguntarse, habiendo evitado el default, ¿será posible financiar en el mercado interno a partir de ahora parte del incremento del gasto público, evitando tensionar aún más el mercado monetario y cambiario?  

Ello va a depender de las expectativas que se formen los agentes económicos en cuanto al riesgo de solvencia del estado, de la tasa de interés que vayan a requerir en consecuencia, de su sustentabilidad en el tiempo y del grado de convalidación de la misma por parte de las autoridades. Todavía no ha habido señales en concreto, pero se espera que la presentación del proyecto de Ley de Presupuesto 2021 comience a develar, al menos parcialmente, el rumbo a seguir. Asimismo, el gobierno ha hablado de 60 medidas que tomaría con el objetivo reactivar la economía. Pero los desequilibrios acumulados y los desafíos por delante -el aumento de la pobreza y la desocupación requerirán de un determinado nivel de asistencia social de subsistencia;  el congelamiento tarifario, de no ser resuelto, más temprano que tarde significará un aumento de los subsidios a las empresas públicas; la renegociación con el FMI del pago de unos US$ 46.000 millones, de los cuales el 79% vence en 2022 y 2023- hacen pensar que la necesidad de un plan económico integral pareciera lucir como cada vez más inexorable (sea este comunicado, con el consecuente beneficio de alineación de expectativas, o no).

Sin embargo, cuantas menos certezas existan sobre la posibilidad de levantar las restricciones a la economía por motivos sanitarios menos potente sería la implementación de un plan -ya que equivaldría a poner en marcha un auto al que se le ha cambiado el motor, al mismo tiempo que se pone el freno de mano- y, por lo tanto, menos incentivos para implementarlo de manera inmediata. Por el contrario, demorar demasiado la decisión en el tiempo podría llevar a que las medidas de contención de los desequilibrios comiencen a perder efectividad, con el consecuente riesgo de una corrección abrupta y desordenada. El quid de la cuestión es, entonces, el timing correcto.

Economista Jefe de PwC Argentina
José María Segura

Economista Jefe de PwC Argentina

{{filterContent.facetedTitle}}

{{contentList.dataService.numberHits}} {{contentList.dataService.numberHits == 1 ? 'result' : 'results'}}
{{contentList.loadingText}}

{{filterContent.facetedTitle}}

{{contentList.dataService.numberHits}} {{contentList.dataService.numberHits == 1 ? 'result' : 'results'}}
{{contentList.loadingText}}

Contactanos

José María Segura

Socio, PwC Argentina

Tel: (54 11) 4850-4651

Leandro Romano

Director, PwC Argentina

Tel: (54 11) 4850-4651

Paula Lima

Consultor Master, PwC Argentina

Tel: (54 11) 4850-6713

María Briones

Supervisor Marketing y Comunicaciones, PwC Argentina

Tel: (54 11) 4850-6152

Seguinos