Skip to content Skip to footer
Buscar

Loading Results

La agenda de los directores en tiempos de COVID-19

La comunidad empresarial no es ajena a los impactos del coronavirus (COVID-19). Desde las preocupaciones sobre el bienestar de los empleados hasta las interrupciones masivas de la cadena de suministro, las empresas están experimentando una serie de consecuencias inesperadas. Ahora más que nunca, los directorios deben ser proactivos y ágiles, y responder con un liderazgo fuerte. Nos hemos propuesto repasar los 10 temas claves que no deben faltar en la agenda de los directores en tiempos de pandemia, cubriendo las cuestiones de negocios y de gobierno de la organización.

Comunidad empresarial no ajena al coronavirus
  • Asegurar la salud de los colaboradores. Las empresas deben asegurar el bienestar de sus empleados, abordando la seguridad y la salud de su fuerza laboral y considerar cómo aumentar y mantener las capacidades de trabajo remoto. La estrategia de comunicación en ese sentido debe ser objetiva, auténtica y oportuna.
  • Cuidar la caja. Dependiendo de la industria, las organizaciones verán disminuidos sus ingresos, lo que resultará en un menor flujo de efectivo. Además, los retrasos en las cobranzas o la necesidad de acelerar ciertos pagos para respaldar a proveedores clave, pondrán más presión sobre la liquidez. La gestión del flujo de caja requerirá un seguimiento minucioso en los próximos meses.
  • Impacto en la estrategia. Los directores deberán comunicarse con mayor frecuencia con la gerencia para hacer el seguimiento de los impactos del COVID-19 en las operaciones y la ejecución de iniciativas estratégicas. En particular, deberán focalizarse en la necesidad de reevaluar la estrategia en las circunstancias actuales, los cambios en los planes de inversión, los problemas de la cadena de suministro, la planificación de la fuerza laboral y los esfuerzos de reducción de costos.
  • Cadena de suministro. Algunas empresas tienen exceso de oferta o capacidad, mientras que otras tienen escasez. La mayoría de las compañías no tenían herramientas de detección de riesgos de la cadena de suministro y no habían modelado escenarios para lidiar con un evento como el actual. En el corto plazo, los directorios deberían preguntarse si existe suficiente liquidez para las operaciones de la cadena de suministro. En el mediano plazo, los directorios deberán analizar si la evaluación de riesgo de la cadena de suministro y las herramientas de modelado de escenarios de la empresa deben actualizarse. 

¿Tu empresa está preparada para responder los desafíos de la pandemia? Enterate como el COVID-19 puede impactar en tu negocio.

  • Recompra de acciones y dividendos. Con los mercados mundiales convulsionados, los directorios deberán poner foco en los programas actuales de recompra de acciones. A medida que disminuyen las valoraciones de capital, algunas empresas están considerando modificar su enfoque para recomprar acciones. Otro tema, es la política actual de dividendos de la compañía. El entorno económico desafiante y las preocupaciones de liquidez pueden hacer necesario realizar cambios.
  • Principios básicos de la gestión de crisis. A medida que las empresas trabajan en sus planes de gestión de crisis, las respuestas diseñadas e implementadas deben estar en línea con los valores de la organización. El equipo de gestión de la crisis debe consistir en un equipo pequeño, ágil y multifuncional de líderes, que defina iniciativas que tengan “dueños”, roles y responsabilidades claramente definidos. Es importante también establecer un canal de comunicación de emergencia entre los directores, la alta gerencia y el equipo de gestión de crisis.
  • “Tone at the top” y conducta empresarial. Las declaraciones y las políticas sobre los valores de la organización no crean, por sí solas, una cultura ética. Los directorios deberán estar atentos y asegurarse de que a todos los niveles de la organización se mantengan enfocados en el “tone at the top” y en los valores de la entidad. Esto es particularmente importante si hay cambios en la estructura o el funcionamiento de las áreas involucradas en la gestión de los sistemas de denuncias, que pudiesen afectan el estado de las investigaciones.
  • Mantener el foco en la supervisión del manejo del riesgo. La pandemia dejó en evidencia las graves falencias en los procesos de gestión de riesgos de las organizaciones. Esto no es solo aplicable a nivel de las empresas, sino también a los gobiernos, organismos internacionales, sistemas de salud, etc. Esta situación debe revalorizar la supervisión cercana y profunda que los directorios deben efectuar sobre la gestión de riesgos de su organización.
  • Protocolo de reuniones virtuales de directorio y comités. Teniendo en cuenta las restricciones a la movilidad y las normas de distanciamiento social, las empresas deben desarrollar un protocolo para realizar reuniones de directorio y comités por medios digitales.

Cátedra PwC de Gobierno de las Organizaciones. Conocé todos los programas de formación para directores y directorios.

  • Directorio de emergencia y planes de sucesión. En otros países, se han presentado casos de personas en puestos de alta dirección que han contraído la enfermedad. Es de esperar que estos incidentes no sean aislados. Por lo tanto, los directorios deben estar preparados para implementar planes de reemplazo temporal de emergencia en caso de que el CEO o miembros del equipo de dirección se enfermen. Esto también es aplicable a la planificación de eventuales reemplazos en las posiciones de liderazgo del propio directorio.

Los impactos de la pandemia en el corto, mediano y largo plazo son difíciles de predecir. La construcción de una agenda dinámica para el seguimiento de los temas críticos y el trabajo en equipo de los directores, son las mejores herramientas para navegar mientras dure la turbulencia.

Haciendo videollamada

Contactanos

Alejandro Rosa

Alejandro Rosa

Socio, PwC Argentina

Tel: (54 11) 4850-6814

Seguinos