El futuro de la energía eléctrica: todos seremos prosumidores

Las redes de energía eléctrica se encaminan hacia un paradigma de generación distribuida, donde las fuentes renovables tendrán mayor protagonismo, y el autoconsumo y los denominados prosumidores podrían transformar el sector radicalmente.

Tres conceptos para entender lo que viene


Autoconsumo

Generación de energía en el interior de la red de un usuario para su propio consumo, generalmente a partir de fuentes renovables, y en particular, solar fotovoltaica.

Prosumidores

Usuarios que practican el autoconsumo y además tienen la posibilidad de compartir el excedente de energía con otros usuarios a través de la red general.

Generación distribuida

Sistema alternativo a la generación centralizada hoy vigente, que propone sumar a la red energética las diversas instalaciones (y la producción) de los prosumidores.

El incremento de los precios de la electricidad, las políticas de fomento de las energías renovables y los avances en generación distribuida han promovido entre los usuarios de todo el mundo la idea de generar y consumir su propia energía, pero también de producir un excedente para todos. Un futuro donde todos seremos prosumidores.

 

 

Redes eléctricas inteligentes y blockchain*

* Con información de Capturing value from disruption Technology and innovation in an era of energy transformation; PwC Global Power & Utilities and Strategy& (2017); y Blockchain – an opportunity for energy producers and consumers?; PwC Global Power & Utilities (2016).

La infraestructura que requiere el autoconsumo, en términos de red, plantea un desafío complejo. Un posible escenario combinaría las redes eléctricas inteligentes (smart grids), que ya han alcanzado un gran desarrollo, con el potencial de la tecnología blockchain para descentralizar las transacciones asociadas.

La inversión total en redes inteligentes a nivel global está en una trayectoria ascendente, constante y significativa (ver gráfico). Mientras que Estados Unidos lideró las inversiones de la última década, actualmente es China el país con mayor gasto de infraestructura de red. En este contexto, las nuevas inversiones en redes se enfocan en automatización de la distribución, modernización de transmisión, software de operaciones de red y análisis de red. Se espera que alrededor de US$ 400 mil millones sean invertidos a nivel global en modernización de red para el 2020.

A medida que mejore la tecnología para una gestión de red más inteligente y más flexible, también permitirá el desarrollo de microrredes: redes pequeñas que se equilibran por sí solas y que tienen la capacidad de separarse de la red más grande para su funcionamiento autónomo y luego volver a combinarse para funcionar como parte del todo bajo demanda. A nivel mundial, se espera que el mercado de microrredes represente una industria de US$ 8.400 millones para 2020 y de US$ 12.000 para 2030.

Sistema descentralizado de transacción y suministro de energía

Diferentes aplicaciones de blockchain pueden contribuir a descentralizar el suministro de energía y las transacciones relacionadas:

  • Los contratos inteligentes indicarían al sistema cuándo iniciar transacciones predefinidas, para garantizar que todos los flujos de energía y almacenamiento se controlen automáticamente, a fin de equilibrar la oferta y la demanda.
  • Un almacenamiento descentralizado de todos los datos de transacción en blockchain permitiría mantener un registro distribuido y seguro de los flujos de energía y las actividades comerciales.
  • La documentación segura de la propiedad y las transacciones relacionadas abren grandes oportunidades en el campo de la certificación energética.
  • Los clientes podrían usar criptomonedas para pagar la energía suministrada.

 

 

Cómo regular el autoconsumo y los prosumidores*

*Con información de El autoconsumo en España: Segmentos residencial y comercial; PwC España (2015).

El marco regulatorio definirá el desarrollo futuro del autoconsumo y los prosumidores. Aunque cada país tendrá sus propios condicionantes y características, hay determinados aspectos que todas las legislaciones deberán abordar.

 

Alternativas para el tratamiento y remuneración de la energía generada por el prosumidor

  1. Venta de energía generada: la energía generada es remunerada, bien a través de una tarifa regulada (feed-in-tariff), bien con un precio referenciado a un mercado. Hay esquemas en los que se aplica a toda la energía generada y otros en los que se aplica solo al excedente.
  2. Vertido de excedente: no se recibe ninguna retribución por los excedentes sobre el consumo, aunque estos sean vertidos a la red.
  3. Balance neto: se agrega toda la energía generada y se resta toda la consumida durante un periodo de tiempo (un mes, un semestre, un año). Si el saldo es positivo, puede remunerarse el excedente a un precio establecido.

View more

Estructuras tarifarias para la contribución del prosumidor a los costos del sistema

  1. Cargo fijo, en función de la potencia instalada o contratada.
  2. Cargo variable, en función de la energía generada o consumida.
  3. Esquemas mixtos, con componente fijo y variable.

El matiz adicional en este caso está en la posible creación de un nuevo cargo que remunere el servicio de respaldo que el prosumidor está recibiendo del sistema, así como los servicios que tiene por mantenerse conectado: potencia de cortocircuito, estabilidad de frecuencia, estabilidad de voltaje y conectividad para exportar e importar.

View more

Caso: el marco regulatorio de España

En octubre de 2015, el gobierno español aprobó la publicación del Real Decreto 900/2015, que regula el autoconsumo. Entre los aspectos económicos se destacan:

  1. Define dos categorías de autoconsumo. Desde la perspectiva del sistema solo existe un sujeto consumidor; y desde la perspectiva de los usuarios habrá dos sujetos: el consumidor y el productor.
  2. Los prosumidores que permanezcan conectados a la red continúan pagando por el acceso al sistema.
  3. Se definen un cargo fijo y un cargo transitorio que se aplica sobre la energía autoconsumida.
  4. Se establece una reducción del cargo transitorio para el autoconsumo en territorios no peninsulares.

View more

 

 

Las criptomonedas de la energía en una economía de propósitos

Alejandro Sewrjugin es fundador de Economía PHI” , una teoría económica que utiliza blockchain, criptomonedas y algoritmos naturales. Entrevistado por eye to eye, analiza el valor social como respaldo de las criptomonedas y la contribución de SolarCoin en la promoción del autoconsumo energético y los prosumidores.

SolarCoin es una criptomoneda vinculada a las energías limpias.

SolarCoin (SLR) es una criptomoneda que promueve a los prosumidores porque los recompensa por generar energía eléctrica de fuente solar para impulsar la generación de energías limpias, lograr la autosustantibilidad energética y combatir el cambio climático. Para que más consumidores se transformen en prosumidores, Sewrjugin opina que “haría falta un desarrollo más potente de soluciones para el usuario final, para conectar más fácil con blockchain” y que los gobiernos “brinden a sus ciudadanos las herramientas para generar este nuevo tipo de ingresos”.

Su respaldo es un hecho de valor: alguien contribuyó a mitigar el cambio climático.

Sewrjugin explica que el respaldo de esta criptomoneda es un hecho de valor, en tanto “alguien contribuyó a mitigar el cambio climático y alcanzar la autosustentabilidad energética”. El economista remite a la pirámide de Maslow, según la cual los valores más importantes están en las cuestiones inmateriales. “Las criptomonedas nos permiten ocuparnos de dichos valores”, asegura, lo que además es la esencia de su teoría, “Economía PHI”, que “corre el mercado a un costado, pone en el centro lo social, cambia el concepto y la forma de ver el valor y, además, genera ingresos por ello”.

La economía PHI equilibra los nuevos flujos económicos de las criptomonedas.

Sewrjugin destaca que la economía PHI es una economía de propósitos: “La persona que ayuda a un propósito es recompensada con una criptomoneda”. Y asegura que, independientemente, de lo que cada persona produzca, el algoritmo PHI equilibra en forma automática los flujos de las criptomonedas. “PHI es una proporción que existe en la naturaleza, que está en muchos seres vivos, en el universo, y que hace que todo funcione en equilibrio. Este pensamiento económico que promuevo aplica PHI como un algoritmo, para que no haya desigualdad extrema en los ingresos”.

“Los valores más importantes están en las cuestiones inmateriales. Las criptomonedas nos permiten ocuparnos de ellos”.

Alejandro SewrjuginFundador de “Economía PHI”

Contactanos

María Briones
Supervisor Marketing
Tel: (54 11) 4850-6152
Email

Seguinos