Skip to content Skip to footer
Buscar

Loading Results

Podcast ¿Cómo evaluar el riesgo de un tercero en pospandemia?

Hola, mi nombre es Andrés Sarcuno, soy Director de Forensics & Risk Analytics y hoy vamos a hablar sobre cómo evaluar el riesgo de un tercero dentro de la organización en tiempos de pospandemia.

Introducción 

Hoy en día la mayoría de las organizaciones, además de contar con su equipo interno de trabajo, por supuesto que se apoya en terceras partes para realizar sus actividades, pero una falta de esos terceros puede ponerla en peligro. Entonces, establecer relaciones seguras y transparentes con tu ecosistema de negocios es clave a la hora de implementar procesos y trabajar armoniosamente hacia el interior de la organización.

El propósito de la gestión de riesgos es garantizar que la organización interactúe y mantenga relaciones comerciales con terceros, que estén comprometidos con su Código de Ética y Conducta y por supuesto con el cumplimiento de las leyes vigentes.

Asimismo, las organizaciones entablan relaciones con una heterogeneidad de terceros: ya sea proveedores, consultoras, representantes, agentes, clientes, socios de negocio, etc. Y es ahí donde el riesgo que enfrenta la empresa a potenciales costos reputacionales, legales y económicos, crece, porque la compañía puede ser responsable del accionar de sus terceros. Escucharon bien, la compañía puede ser responsable del accionar de sus terceros.

Por ese motivo, es muy importante desarrollar un proceso basado en el nivel de riesgo de falta de integridad de los proveedores con los que interactúa. De esa manera, se podrán implementar controles más severos sobre aquellos terceros que representan un riesgo mayor o, directamente, preferir no incorporarlos al ecosistema de negocios de la empresa.

Las tres dimensiones para estimar el nivel de riesgo

Ahora bien, ¿cómo evaluamos entonces el riesgo de un tercero? Para poder responder esta pregunta analizaremos tres dimensiones clave que hay que tener en cuenta para comenzar a estimar el nivel de riesgo.

La primera: antecedentes y trayectoria ¿Quiénes son los dueños detrás de este proveedor? ¿Cuáles son sus vínculos con funcionarios públicos? ¿Cuál es su historia crediticia, su historia vinculada a otros clientes y proveedores? ¿Qué información encontramos en redes sociales y medios de comunicación? ¿Encontramos alguna información negativa sobre ellos? Cuando buscamos en fuentes de información gubernamentales ¿se encuentran sancionados?

La segunda dimensión es evaluar si el tercero pertenece a algún grupo de riesgo. Es decir, el tercero ¿dónde se desarrolla geográficamente?, es una zona donde la percepción de corrupción es más alta, o ese proveedor ¿pertenece a una industria que ha tenido varias sanciones de corrupción en el pasado? o ¿el tipo societario que utilizan es un vehículo habitual para cometer hechos de corrupción, ya sea fundaciones o asociaciones civiles? Esa es la segunda dimensión.

Y por último pero no menos importante la tercera, que se centra en entender el vínculo comercial que tendrá la organización con ese tercero. Tenemos que entender cuál va a ser el alcance y la naturaleza y contraprestación por el servicio que nos va a brindar. Tenemos que analizar cuál va a ser el vínculo que ese tercero va a tener con funcionarios públicos en nombre de nosotros, o si para realizar el servicio va a subcontratar a otros proveedores o terceros y cómo se va a asegurar que ellos también cumplan con el código de ética y conducta de la organización.

Conclusión

En resumen, son tres las dimensiones: antecedentes y reputación, si pertenece al grupo de riesgo, y cuál va a ser la relación comercial que vamos a entablar. Con esos tres aspectos analizados vamos a poder determinar el nivel de riesgo. 

Desde PwC Argentina estamos para ayudarte. Muchas gracias y hasta el próximo podcast.

Contactanos

Yamila Caram

Marketing y Comunicaciones, PwC Argentina

Tel: (54 11) 4850-6839

Seguinos y viví la experiencia PwC en las redes sociales